miércoles, 19 de agosto de 2009

Con un par de huevos bien puestos


Permitidme que dedique esta entrada a una persona de la que me siento sumamente orgulloso. Alguien que desde hace mucho tiempo ha venido dando muestras de una fuerza de voluntad y un atrevimiento que muchos ya quisiéeramos tener y que, obviamente, será el protagonista de este artículo. Una persona a la que admiro y quiero mucho: mi hermano Sergi.

Es sabido que el mundo de los ciegos para la mayoría de la sociedad es totalmente desconocido, hasta el extremo de que en muchas ocasiones la gente no sabe qué somos capaces de hacer por nosotros mismos y qué podemos hacer con un poco de ayuda, todo ello provocado indudablemente por la falta de información que hay sobre el tema y, en algunos casos, por la negativa de cierto sector de la sociedad a informarse al respecto. Sin embargo ese es otro tema que daría mucho que hablar y ahora no hace al caso, así que lo reservo para otro post. Afortunadamente cada día somos más los ciegos que, cada uno a su manera, procuran abrirse un camino en esos mundos de hoy en día, ya sea luchando por un trabajo digno como todos, o demostrando de lo que uno puede llegar a ser capaz si encuentra algo que le motive, independientemente de los obstáculos que le puedan surgir. Sin ir más lejos mi hermano Sergi, con 20 años de edad, ciego de nacimiento y tras haber pasado varias veces por el hospital debido a diversas operaciones de espalda, a principios de agosto decidió coger su equipaje e irse solo, sin ningún acompañante y sin saber qué tal saldría la aventura, a México. Allí tenía previsto encontrarse con una familia que había conocido por internet hacía 8 meses, los cuales le acogieron en su casa y lo trataron como un rey, sin que la ceguera y los problemas de espalda fueran un impedimento ni un temor para que juntos pasaran probablemente 15 días de los más felices de sus vidas. Para algunos, esta aventura de mi hermano fue una locura. Para otros, un constante sufrir. Para mí ha sido un ejemplo a seguir, un ejemplo de una persona que no ha dudado en apostarlo todo por algo que le ha motivado, desafiando a todos los peligros a los que se ha visto expuesto, y superando muchos obstáculos que, seguramente, otros no habrían sido capaces de superar.

Por todo ello, no quisiera terminar esta entrada sin expresar mi agradecimiento y felicitar por un lado a mi hermano por la muestra de valor y voluntad que nos ha dado, y por otro a la familia que le acogió en México por haberle demostrado un cariño immenso y sobretodo, una gran disposición a conocer y a convivir con un mundo que para ellos hasta entonces era absolutamente desconocido.


12 comentarios:

Candela dijo...

Plas, plas, plas, Joan! Ahi demuestras con tus palabras lo mucho que quieres a tu hermano. Yo te ofrezco mi casa aqui tambien si quieres venir, auqnue sera una aventura mas pequeña comparada con la de tu hermano! Pero mira, ¿a que no conocias Irlanda? pues hale.

Inma dijo...

Joé pues me pongo en el lugar de tus padres y me pongo mala. Plas plas plas para tu hermano pero sobre todo para tus padres que deben haberlo pasado fatal.
Tengo un amigo ciego que hace de todo, toca la bateria en un conjunto, es campeón de natación y se ha casado con una chica preciosa..que se llama Luz. Ironías de la vida.

Bulma dijo...

Como ya te dije, toma ejemplo ;) que no queremos que te quedes en casa! y en cuanto a Sergi, normal que tus padres se preocuparan. Creo que va en el código genético y se activa cuando uno tiene descendencia, ¿no, Inma? ;)

Inma dijo...

Pues sí. Y no tiréis piedras contra mi tejado, que estoy sentada esperando que os toque a vosotros.

Bulma dijo...

Candela, guapa, eso va por ti :P

Candela dijo...

(modo madre: OFF)

Aurin dijo...

Hola Joan: mi nombre es Nuria,y quizás no me conozcas,pero,si que hemos coincidido en algún que otro blog. Sentí curiosidad,y hoy he entrado en el tuyo por primera vez,y me ha encantado!!!;si me lo permites,iré poniéndome al día poquito a poco...
En cuanto a tu hermana,es digno de admirar lo que ha echo...viendo ejemplos así,a veces me da por pensar,que cuando me quejo de algo,es una nimiedad comparada con esto...
Y tu hermano,vuelvo a repetir,parece ser una persona admirable!!!. Un besito

Aurin dijo...

Hola!!! Te he dajado un premio en mi blog,pf,cuando puedas,pásate a recogerlo...

marian dijo...

hola joan por aquí ando fisgoteando lo que escribes
lo de tu hermano si un valiente ahora que huevos tus padres no ir detrás jajajaja
bueno voy a seguir trasteando por aquí
¿si rompo algo tengo que pagarlo????

Joan dijo...

ola, Marian!
Me alegro de verte por aquí. Tú pasa, cotillea, rompe y too lo que quieras, que si se rompe algo, como golfo que soy ya me espavilaré para reponerlo jajajaja!

BLAS dijo...

Hola Joan!
Alucinada me he quedado con tu hermano. Verdaderamente tiene unos coj...nes impresionantes. Para mí el mundo de los ciegos es tremendamente terrorífico, puesto que debido a mi altísima miopía progresiva, siempre estoy metida en el oftalmólogo y tengo un miedo tremendo a que me sigan aumentando las dioptrías, o tenga un problema de retina, macular, etc... De manera que entenderás que me haya quedado boquiabierta al conocer el valor de tu hermano y darle un gran aplauso de mi parte.
Besos Joan!

Rosa Chacón dijo...

Como diría Xarikal toma toma toma toma toma toma toma toma tooooooomaaaaa!
En serio! Los tiene bien puestos. Felicidades a ti por la parte que te toca, felicita a tu hermano de mi parte, y a tus padres por haberle educado en que con esfuerzo un par y a veces suerte se consigue lo que sea menester.
Las barreras las tenemos que romper nosotros pero él ha roto mucho más me temo.